Este jueves la Fiscalía confirmó que en la noche del pasado miércoles fue encontrada sin vida María Isabel Pavez, joven de 22 años que se encontraba desaparecida desde el jueves 17 de diciembre, día en que salió de su casa en La Florida para encontrarse supuestamente con una persona que conoció por una aplicación de citas.

Una de las hipótesis en la que trabajaba Fiscalía Oriente es que la joven habría tenido un contacto a través de la aplicación de citas Tinder, aunque ella le señaló a su madre que se iba a reunir con su ex.

Desde la Fiscalía Oriente informaron que: «Producto de una serie de diligencias que el Ministerio Público decretó a raíz de la denuncia que llegó efectuada por la madre a Carabineros, la Policía de Investigaciones realizó un amplio operativo para dar con el paradero de la joven, y lamentamos informar que en horas de la noche fue encontrado el cuerpo de María Isabel Pavez«.

«En este momento se encuentra realizando una serie de diligencias la Policía de Investigaciones para dar con el autor de este lamentable ilícito«, agregó.

María Isabel Pavez salió de su domicilio un jueves, pero al día siguiente se contactó con su madre, Lorena Zamora, para decirle que su teléfono no funcionaba, por lo cual la mujer le depositó dinero para que comprara otro.

«Cuando ella se comunicó conmigo al día siguiente, que fue el viernes, me dijo que su celular se había echado a perder, que le había caído líquido o agua no sé y le deposité para que se comprara un celular nuevo. El tema es que quedó de comunicarse conmigo durante la noche, que le quedaba poca carga, entonces yo asumí que estaba sin celular. La llamé y estaba el teléfono apagado», contó Lorena mientras su hija estaba desaparecida.

«El día sábado la volví a llamar y también estaba apagado. Entonces yo asumí que todavía no compraba el teléfono», agregó.

El sábado la mujer no pudo contactar a su hija. Sin embargo, no fue hasta el domingo que se preocupó, ya que habían quedado de salir juntas ese día, pero nunca llegó.

Según el relato de la madre, comenzó a contactarse con amigas de María Isabel, quienes le señalaron que en realidad no salió a reunirse con su ex, sino que con una persona que conoció mediante la aplicación de citas Tinder.

La joven también le contó sobre el encuentro a algunos amigos, quienes le insistieron en que les enviara una ubicación. Finalmente la joven accedió y mandó una dirección en el Centro de Santiago.

«Ella nos contó casi nada, fue muy casual, no le dio mucha importancia. Nos dijo como a tres o cuatro amigos y le dijimos que nos mandará la dirección, al final a uno se la mandó y es muy ambigua, porque nos dio una intersección que no existe», relató Giselle Contreras, amiga de María Isabel.

Fuente : Meganoticias