Con el propósito de mantener las atenciones de salud en medio de la pandemia por el covid-19, la Municipalidad de La Florida, a través del Área de Salud de la Corporación Municipal (Comudef), logró mantener el número de prestaciones a nivel primaria mediante el programa Médico a Domicilio.

Dicha iniciativa es clave para atender a los vecinos y vecinas ante cualquier síntoma que afecte su salud. A la fecha, el programa Médico a Domicilio ha desplegado 130.069 atenciones, desde su puesta en marcha el 1 de junio de 2018.

Para acceder a este programa las personas deben comunicarse al número 1416. La atención es gratuita para los vecinos inscritos en el Fondo Nacional de Salud (Fonasa), Capredena o Prais. Las personas con Isapre, deben cancelar un copago de $20.000. Monto a reembolsar según su plan de salud.

“Nos interesa entregar una atención digna a todos los floridanos, sin excepción. Especialmente en momentos difíciles como lo es cuando un familiar está enfermo”, puntualiza el alcalde Rodolfo Carter.

El jefe comunal agregó que “sabemos que hay cientos de personas que no pueden desplazarse fácilmente para atenderse una patología y es por eso que nosotros ofrecemos el servicio médico a domicilio. Toda acción que vaya en beneficio de la gente, en el municipio lo asumimos como una necesidad urgente. En nuestra comuna, la gente no está sola”.

El contexto de la pandemia llevó al Área de Salud de la Comudef a redoblar esfuerzos por otorgar una salud oportuna. Así lo evidenció el vecino Víctor Henríquez de Villa Los Navíos, cuando su madre, Lidia Abarca, presentó síntomas de covid-19.

“Apenas empezó con problemas respiratorios, los que luego derivaron en neumonía, llamamos a Médico a Domicilio. Rápidamente, llegó un equipo que le hizo un control básico y la derivó al Hospital de La Florida. Ahí le detectaron el coronavirus pero pudimos volver a la casa. Sin embargo, la obstrucción respiratoria siguió y llamamos dos veces más al servicio de salud de la Municipalidad. Siempre nos dieron una ayuda oportuna y muy humana, lo que nos tranquilizó. Ahora mi mamá está muy bien y saliendo de la enfermedad”.

Otro ejemplo de ello, es lo relatado por Berta Silva (59), dirigente de la Junta de Vecinos E25, del sector Nuevo Amanecer, quien tiene una hermana de 71 años y que padece un retardo mental severo, debido a una meningitis que sufrió a los tres años, y que se ha visto agudizado con el paso de los años.

Para ambas, el programa Médico a Domicilio cumple un rol fundamental, destacando que “a Amelia antes había que llevarla al consultorio o al hospital cuando se afiebraba y ahora uno llama al 1416 y el servicio es rápido”.

Fuente : biobio chile