El Instituto de Salud Pública dio a conocer las recomendaciones para la toma de muestra del test, que será una «alternativa» y no reemplazar al hisopado nasofaríngeo.
Con fecha 5 de noviembre, el Instituto de Salud Pública (ISP), dio a conocer el protocolo que tendrá la toma de muestra del test de saliva para detectar la presencia del covid-19, cuya finalidad es ser una alternativa y no reemplazar al hisopado nasofaríngeo.

El documento, que consta de 11 páginas, revela una serie de puntos que deberán seguir tanto los pacientes como los encargados de la toma de muestra, para cumplir con los requerimientos, entre los que destacan el realizar un ayuno de 30 minutos, no fumar y estar sin maquillaje u otros productos cosméticos.

Cabe recordar que durante la semana pasada, la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, reveló que esta modalidad de examen, que había sido anunciado en junio como un nuevo método de toma demuestras, ya se está aplicando en algunas regiones.

«Es un test que va a permitir poder hacerlo a lo largo de todo Chile, va a facilitar no solamente la toma de muestra sino que la disminución de riesgo de contagio dentro de los profesionales de salud. Por lo tanto es una técnica que ya está implementada, ha sido validada por las universidades, ya ha sido validada por el Instituto de Salud Pública y esperamos que la mayor cantidad de laboratorios se sumen a esta técnica de laboratorio», explicó en la ocasión la autoridad.

En ese sentido, el texto detalla que en el país se han realizado diversos estudios, entre los que destacan los elaborados por la Universidad Austral de Chile (UACH), la Universidad de Atacama, la Universidad del Desarrollo (UDD), y la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC). Además se consideró el realizado por el laboratorio de clínica Integramédica Bupa.

Ahora bien, respecto a las recomendaciones a seguir, desde el ISP recalcaron que 30 minutos antes de la toma de muestra el paciente no deberá ingerir alimentos ni líquidos, excepto agua; no deberá masticar chicle, fumar o utilizar algún tipo de spray bucal antes de la toma de muestra; no debe lavarse los dientes, ni utilizar enjuagues bucales o hilo dental antes de la toma de muestra; y deberá remover productos cosméticos, bálsamos o cremas labiales».

Asimismo, para el proceso de la toma el paciente deberá lavarse las manos según el protocolo del Ministerio de Salud, luego deberá retirarse la mascarilla y comenzar a acumular saliva en el interior de la boca, para posteriormente sujetar el tubo en posición vertical y abrir la tapa. «Se requiere tubos libre de nucleasas, graduados y con capacidad de 5 ml hacia arriba», precisa el documento.

«Acerque el tubo a su boca y cuidadosamente deposite dentro del tubo la saliva acumulada en su boca, evitando la formación de burbujas y derrames fuera del frasco. Llene el tubo con saliva hasta la línea de llenado. Mínimo 2 ml de muestra de saliva. Al completar la cantidad necesaria de muestra, tape el tubo enroscando la tapa firmemente para evitar derrames. Lávese las manos nuevamente. Colóquese la mascarilla. Entregue la muestra al profesional de salud correspondiente», añade la indicación.

Por otra parte, quien supervise la toma del examen deberá «rotular el tubo tomando las precauciones de identidad de la persona a la cual se le toma la muestra y colocar el tubo al interior de la bolsa de plástico hermética y cerrarla».

Finalmente se precisa que la conservación de la muestra debe ser a temperatura de 2ºC-8ºC, «hasta su envío al laboratorio dentro de un periodo máximo de 8 horas».

Fuente: Emol