Gracias por tan interesante consulta, amable oyente. Efectivamente, en Apocalipsis capítulo 13 se nos habla de dos bestias. La palabra “bestia” es la traducción de la palabra griega “theríon” que literalmente significa una fiera salvaje. Término que en su sentido figurado se refiere a alguien que es la esencia misma de maldad. Apocalipsis 13:1 nos habla de la primera bestia. La Biblia dice: “Me paré sobre la arena del mar, y vi subir del mar una bestia que tenía siete cabezas y diez cuernos; y en sus cuernos diez diademas; y sobre sus cabezas un nombre blasfemo.” Esta bestia surge del mar. Las aguas del mar son símbolo de los pueblos, muchedumbres, naciones y lenguas. Esto lo sabemos por lo que dice Apocalipsis 17:15. Permítame leer este texto. La Biblia dice: “Me dijo también: las aguas que has visto donde la ramera se sienta, son pueblos, muchedumbres, naciones y lenguas.” De esto podemos saber que el personaje representado por esta bestia será gentil, surgirá de los pueblos, muchedumbres, naciones y lenguas. Note también que esta bestia tiene 7 cabezas. Esto significa que en el personaje representado por esta bestia, se sintetizarán las ideas y principios de los siete imperios sucesivos que han dominado y dominarán al mundo. El imperio Egipcio, el imperio Asirio, el imperio Babilónico, el imperio Medo-Persa, el imperio Griego, el imperio Romano y un imperio final, el cual, en los actuales momentos, está en formación. Muchos llaman a este futuro imperio mundial, el imperio Romano revivido. La bestia además tiene diez cuernos. Los cuernos simbolizan poder en la Biblia. El número diez simboliza la totalidad del poder político y militar. El personaje representado por esta bestia tendrá a su disposición todo el poder político y militar de su tiempo. Cada uno de los diez cuernos de la bestia tenía una diadema. Esto simboliza que cada cuerno es un reino. El personaje que representa esta bestia dominará sobre diez reinos poderosos. Finalmente, esta bestia tiene un nombre blasfemo sobre cada una de las siete cabezas. En cada uno de los imperios mundiales que han existido ha habido no uno, sino varios emperadores que se han considerado a sí mismo como dios. El personaje representado por esta bestia también se considerará a sí mismo como dios. A eso se refiere los nombres blasfemos que están sobre cada una de las siete cabezas de esta bestia. Con esto en mente, le invito amigo oyente a examinar la segunda bestia. De ella nos habla Apocalipsis 13:11. La Biblia dice: “Después vi otra bestia que subía de la tierra; y tenía dos cuernos semejantes a los de un cordero, pero hablaba como dragón.” Obviamente se trata de una bestia diferente, con características diferentes. Si la primera bestia asciende del mar, significando que proviene del mundo gentil, la segunda bestia asciende de la tierra, significando que proviene del mundo judío. Esta segunda bestia tiene dos cuernos semejantes a los de un cordero. Esto describe la relativa inferioridad de esta bestia en relación con la primera bestia, por cuanto la primera bestia tiene diez cuernos. La figura del cordero sugiere que esta bestia tendrá ingerencia en los asuntos religiosos, mientras que la primera bestia tendrá ingerencia en los asuntos políticos y militares. Esta segunda bestia hablaba como dragón. El dragón simboliza a Satanás. Esto significa que el personaje representado por esta segunda bestia, es una especie de instrumento para que Satanás pueda emitir su voz. Tenemos entonces las características de las dos bestias de Apocalipsis capítulo 13. La pregunta es ¿Cuál de estas dos bestias representa al Anticristo? Si su respuesta es: La primera, está en lo correcto. La segunda bestia entonces representa a lo que la Biblia llama el falso profeta. Permítame demostrarlo. La primera bestia es más poderosa que la segunda bestia. La primera bestia tiene diez cuernos, mientras que la segunda bestia tiene solamente dos. No olvide que los cuernos representan poder. Por otro lado, la Biblia dice textualmente que la segunda bestia ejerce toda la autoridad de la primera bestia. Esto implica que la primera bestia está por encima de la segunda bestia. El Anticristo es más poderoso que el falso profeta. Ponga atención a lo que dice Apocalipsis 13:12 en su primera parte, en cuanto a la segunda bestia, o al falso profeta. La Biblia dice: “Y ejerce toda la autoridad de la primera bestia en presencia de ella” La segunda bestia, que representa al falso profeta, es nada más que un ejecutor de la voluntad de la primera bestia, el Anticristo. De igual manera, la Biblia muestra con claridad que la segunda bestia impulsa la adoración a la segunda bestia como si fuera dios mismo. Note lo que dice la segunda parte de Apocalipsis 13:12 con respecto a la segunda bestia. La Biblia dice: “y hace que la tierra y los moradores de ella adoren a la primera bestia, cuya herida mortal fue sanada” El trabajo del falso profeta, la segunda bestia será muy efectivo. Note el resultado de su trabajo de impulsar la adoración a la primera bestia. Apocalipsis 13:8 dice: “Y la adoraron todos los moradores de la tierra cuyos nombres no estaban escritos en e libro de la vida del Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo.” Se ve entonces que la primera bestia, el Anticristo será adorado por la mayoría de la gente de este mundo, en respuesta a la solicitud de la segunda bestia, o el falso profeta. Ahora ¿Quién es el que va a buscar la adoración hacia sí mismo? ¿El Anticristo o el falso profeta? Antes de responder escuche lo que dice 2 Tesalonicenses 2:2-4 “Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición, el cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios” Es el Anticristo, o el hombre de pecado, o el hijo de perdición, quien buscará que la gente le adore como si fuera dio. En Apocalipsis 13 vemos que es la primera bestia quien hará que la gente le adore como si fuera dios. Esto demuestra que la primera bestia de Apocalipsis 13 representa al Anticristo y la segunda bestia de Apocalipsis 13 representa al falso profeta. Es verdad que existen algunos paralelos entre Cristo y la segunda bestia, como el hecho de ser judíos, el hecho de realizar grandes señales, la mención del cordero en ambos caso, pero esto de ninguna manera debe conducir a la conclusión que la segunda bestia de Apocalipsis 13 representa al Anticristo, por la enorme evidencia a favor de que la primera bestia representa al Anticristo.