Sólo algunos fierros alcanzaron a ser instalados en la única entrada al barrio El Hualle, luego que un grupo mayoritario de residentes comenzara a construir una reja para resguardarlos de la delincuencia.

En pie de guerra se encuentran vecinos de un barrio en la comuna de La Florida, luego que un grupo de residentes comenzara a instalar una reja para cerrar una calle principal debido a los problemas de seguridad que han tenido.

Según plantearon quienes buscan cerrar la calle del barrio El Hualle, la instalación de una reja permitiría lidiar de mejor manera con la delincuencia que se ha vuelto cada vez más frecuente en la zona.

Sin embargo, la normativa prohibiría la intervención de privados en este espacio público por lo que un funcionario municipal se vio obligado a decretar el cese de las obras, dejando unos solitarios fierros instalados en el ya intervenido bandejón.

Somos 98 casas, de las cuales 94 o 96 están de acuerdo con el cierre de esta comunidad, que tiene entrada y salida única”, dice Rodolfo, vecino que apoya el cierre. “Han habido portonazos, robos. Este mes por lo menos han habido tres robos en casa”, agregó Ingar, también residente.

Pero otros vecinos se oponen a la idea, ya sea porque sostienen quedarán aislados al instalar esta reja o por que no es posible construir en este lugar público.

“No le puedo impedir a nadie, ni de mi barrio ni de ninguna comuna de Chile, a que venga a usar y gozar de esta plaza. Porque son bienes nacionales de uso público“, comentó Macarena, una de las vecinas que se opone a la construcción.

“Yo soy el afectado, me están poniendo una escalera para que se metan a robar a mi casa. Es lo que hemos dicho, pero ellos insisten en que tienen unos permisos”, agregó por su parte Carlos, quien tampoco está de acuerdo con la instalación de la reja.

Fueron los organismos técnicos de la municipalidad los que resolvieron que finalmente no podían permitir esta construcción, y si de cerrar esta calle la comunidad se arriesgaría a ser multada con 2UTM, poco más de $100 mil.

Estamos dispuestos a pagar la multa y vamos a seguir trabajando“, aseguró Gabriel, vecino a favor del cierre. “Estamos dispuestos a pagar la multa porque queríamos que empezara ahora ya, porque si esperamos 10 meses más nos van a seguir robando”, añadió Pilar.

Según el alcalde de La Florida, Rodolfo Carter, no todo estaría zanjado y pedirá que se revise lo decretado por los organismos municipales. “Sólo se pueden cerrar aquellas calles que tiene una sola salida, en el caso particular, tiene una sola salida, un bandejón al medio y un área verde, y la dirección jurídica y de obras tuvieron el criterio de no permitirlo. Voy a pedir que lo revisen nuevamente“, afirmó Carter.

De continuar los trabajos en con autorización del municipio, los vecinos que se oponen a la idea advierten que acudirán a otras instancias judiciales.

El problema de estos vecinos de La Florida se repite en otras regiones del país, por lo que un grupo de alcaldes ya solicitó modificar la normativa de manera que se permita el cierre de calles bajo ciertas condiciones.

Fuente : Chilevisión