¿Es una iglesia bíblica? Con el surgimiento de tantas corrientes antibíblicas, reviste vital importancia asegurarse que en la iglesia donde Usted se esté congregando se use la Biblia como única norma de conducta y práctica. Cuidado con doctrinas y prácticas que no se fundamentan en la Biblia. Si alguna doctrina o práctica no se fundamenta en la Biblia, es un claro indicio de que esa no es la iglesia donde el Dios quiere que esté. Ponga atención al texto en 1 Timoteo 6:3-5 “Si alguno enseña otra cosa, y no se conforma a las sanas palabras de nuestro Señor Jesucristo, y a la doctrina que es conforme a la piedad, está envanecido, nada sabe, y delira acerca de cuestiones y contiendas de palabras, de las cuales nacen envidias, pleitos, blasfemias, malas sospechas, disputas necias de hombres corruptos de entendimiento y privados de la verdad, que toman la piedad como fuente de ganancia; apártate de los tales” La orden de Pablo es: Apártate de los tales.

¿Es una iglesia donde los creyentes realmente se esfuerzan por vivir en santidad? Ninguna iglesia es perfecta, pero eso no significa que la iglesia debe tolerar el pecado. El apóstol Pablo aconseja apartarse de los hermanos que andan desordenadamente. 2 Tesalonicenses 3:6 dice: “Pero os ordenamos hermanos, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que os apartéis de todo hermano que ande desordenadamente, y no según la enseñanza que recibisteis de nosotros” En la iglesia debe haber disciplina. Cuidado con iglesias donde el pecado es público y notorio y nadie hace nada por ejercitar disciplina.

¿Es una iglesia que se preocupa por alcanzar a los que todavía no conocen a Cristo? La iglesia que no tiene planes o programas para alcanzar a los incrédulos con el evangelio de Cristo es una iglesia condenada a desaparecer. Las misiones no son una opción para la iglesia sino un mandato. En Mateo 28:18-20 leemos estas palabras de Jesús: “Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándoles en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén”

¿Es una iglesia en la cual tiene oportunidades de servir al Señor de alguna manera? La iglesia es el laboratorio donde los creyentes aprenden a servir al Señor. Eso es lo que sobresale en pasajes bíblicos como Efesios 4:11-12 donde dice: “Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo” Los pastores o ancianos son como los entrenadores en un equipo de fútbol. Los creyentes en las iglesias locales son como los jugadores de fútbol. Si en la iglesia donde se congrega no le están enseñando a servir y en consecuencia no le están dando oportunidades de servir y todo el servicio está reservado para un selecto grupo de personas, entonces no es una iglesia sana y Dios no querrá que Usted se congregue en una iglesia donde le hacen pensar que lo único que debe hacer es calentar las bancas o los bancos como dicen en algunos países, cada domingo por la mañana.

¿Es una iglesia donde se siente manipulado para entregar dinero? Triste hablar de esto, pero no son pocas las iglesias donde lo único que les interesa es su dinero. En muchas iglesias los pastores ya no viven para las ovejas sino que viven de las ovejas. Cuidado con iglesias donde le obligan a ofrendar. Cuidado con iglesias donde le ofrecen beneficios a cambio de jugosas ofrendas, me refiero a la moderna compra de indulgencias. En general, cuídese de las iglesias donde los entre comillas siervos del Señor obtienen ganancias deshonestas. 1 Timoteo 3:3 exhorta a los que anhelan obispado, que no sean codiciosos de ganancias deshonestas.

¿Se siente que ha perdido totalmente la libertad que tiene en Cristo y se ve obligado a someterse a la voluntad de los hombres porque si no, no lo aceptan y le tratan como falto de espiritualidad? Cuidado con las iglesias donde para todo tiene que pedir permiso a los líderes. No sea que se encuentre obedeciendo mandamientos de hombres y no de Dios. La Biblia advierte a someterse a mandamientos de hombres como si fueran mandamientos de Dios. Tito 1:13-14 dice: “Este testimonio es verdadero; por tanto repréndelos duramente, para que sean sanos en la fe, no atendiendo a fábulas judaicas, ni a mandamientos de hombres que se apartan de la verdad.”

¿Es una iglesia en la cual se idolatra al pastor o al predicador y se ignora a Cristo? La cabeza de la iglesia es Cristo, no un hombre, por más dotado que éste sea. Si usted percibe que en la iglesia donde se está congregado se practica un verdadero culto a la personalidad del pastor, tenga mucho cuidado porque tal vez sin quererlo se estará desplazando al único que debe tener la preeminencia en la iglesia, Cristo Jesús.

¿Es una iglesia en la cual existe desorden en el uso de los dones espirituales? Tenga cuidado con iglesias donde la sincera devoción a Cristo ha sido reemplazada por un despliegue descontrolado de supuestas manifestaciones sobrenaturales. La Biblia nos exhorta a andar o vivir por fe no por vista, no por lo que impresiona a la vista. 2 Corintios 5:7 dice: “porque por fe andamos, no por vista” y 1 Corintios 14:40 dice: “pero hágase todo decentemente y con orden”

Si evalúa a conciencia las áreas que hemos mencionado y su respuesta es favorable, ciertamente Usted estará congregándose en una buna iglesia.

La segunda consulta del amigo oyente que se identifica con el seudónimo de explorador de la fe, de Caracas Venezuela, tiene relación con lo anterior y dice así: ¿Es cierto que si dejo de asistir a determinada iglesia porque considero que exageran al espiritualizar todo, y comienzo a congregarme en otra donde considero que profundizan en el conocimiento y estudio de la Biblia, estaré haciendo algo contrario a la voluntad de Dios?

Es posible que yo no tenga totalmente claro lo que usted llama exagerar al espiritualizar todo, pero por el contexto de su consulta, asumo que se trata de una falencia al profundizar en el conocimiento y estudio de la Biblia. Siendo así, yo le aconsejaría que antes de tomar la decisión de salir de la iglesia donde está actualmente, primeramente hable con los líderes para hacerles notar el problema. Si no ve respuesta alguna, usted estará en todo su derecho al buscar una iglesia en la cual usted considere que va tener mejores oportunidades de crecer en la palabra del Señor. Hágalo bajo la dirección del Señor, en oración. Al cambiarse de iglesia por este motivo no estará haciendo nada que sea contrario a la Biblia. Por supuesto que deberá hacerlo de la manera más armoniosa y amigable posible para no causar ningún tipo de sufrimiento a la iglesia de la cual está saliendo.