De acuerdo al ente persecutor, el sujeto de 28 años entregó de manera reiterada documentos a cien personas, solicitando $5 mil por cada uno. También se perseguirán penalmente a los compradores.

La fiscalía del Biobío formalizará este jueves a Juan Carlos Arancibia Castro (28), detenido por la presunta generación y venta de cerca de mil permisos únicos colectivos para desplazarse en el Gran Concepción, zona que está en cuarentena debido a la pandemia del covid-19. De acuerdo al Ministerio Público, la investigación liderada por el fiscal de la Unidad de Anticorrupción y Delitos Económicos de Concepción, José Aravena, permitió recabar la evidencia necesaria, entre ella conversaciones y grabaciones, para la imputación de cargos.

El hombre, detalló el persecutor, obtenía los documentos a través de la página web www.comisariavirtual.cl, aprovechándose de las vulnerabilidades del sitio. Ello considerando que logró asumir la representación de una empresa de seguridad, con la cual no tenía relación para pedir los permisos.

El verdadero propietario de la empresa, en tanto, aseguró no tener conocimiento de lo que se estaba realizando. Hasta el momento se ha podido establecer que el imputado proporcionó en reiteradas oportunidades salvoconductos a cerca de cien personas, quienes pagaban $5 mil por cada uno de ellos. En un principio, el servicio se promocionaba por redes sociales y luego mediante los mismos compradores y sus contactos. «La investigación se inicia a propósito de los controles que la PDI realiza. Así, detectó a una persona que portaba un permiso único colectivo el cual no resultó coincidente con la actividad que estaba realizando, luego se detectó que lo había comprado a una empresa de seguridad. Lo anterior permitió realizar pesquisas en relación a esa empresa y los demás permisos», indicó el persecutor.

Aravena dijo además que el bajo monto que se solicitaba por el permiso «se compensa con la escala con la que estaba realizando la venta»: «Y justamente este valor accesible para más personas lo que hace que el hecho sea más grave ya que muchos podían acceder a la compra de este recurso y a partir de eso quebrantar la cuarentena». El aprehendido será formalizado por los delitos de falsificación y uso malicioso de instrumento público, usurpación de identidad y vulneración al artículo 318 del Código Penal, el cual sanciona a quienes pongan en riesgo la salud pública. El fiscal confirmó además que se perseguirá penalmente a las personas que pagaron por los permisos únicos colectivos.

Fuente : Emol