La hermana de la víctima contó a Bienvenidos que fue golpeado con una pistola y luego le dispararon en una de sus manos y en el estómago.

Un hombre falleció, la noche del pasado viernes 18 de septiembre, cuando intentaba llevar a su hijo a un recinto hospitalario tras ser impactado por una bala perdida en la comuna de La Florida, región Metropolitana.

Se trata de Jorge Ramírez, quien fue baleado en una de sus manos y en el estómago por un grupo indeterminado de personas cuando intentó salir junto a su hijo en su camioneta.

Gissele Ramírez, hermana de la víctima, relató a Bienvenidos que «la noche del 18 de septiembre mi hermano estaba con su señora y con el hijo de mi cuñada. Estaban acostados y le llega una bala loca al niño, el niño se sienta en la cama y le llega en la espalda el impacto«.

«El niño sangrando va a la pieza de mi hermano para decirle que sentía dolor, que estaba sangrando. Mi hermano ve que es sangre y baja a sacar la camioneta para llevarlo de urgencia al hospital. Entre eso había uno de los delincuentes que estaba herido y ellos necesitaban un vehículo para llevarlo al hospital», contó Ramírez.

Ramírez aseguró que su hermano «se resistió por el niño… porque el niño estaba herido. Lo golpearon con la pistola en la cabeza, le dejaron heridas, después de eso le dispararon en la mano y perdió la fuerza para seguir manejando la camioneta. Se siguió resistiendo hasta que le dispararon en el estómago«.

«Apareció un vecino que llevó al niño y a mi hermano al hospital. Entre eso a los delincuentes no les bastó y chocaron con la misma camioneta de nosotros al auto», afirmó.

La hermana de la víctima pidió justicia y recalcó que «fue una muerte tan injusta. Por nada pasó esto, como familia, como vecinos… estamos destrozados por todo lo que ha pasado».

Fuente : T13