Carabineros del departamento OS9 identificaron un nuevo método de delitos sexuales contra menores de edad, mediante el mal uso de aplicaciones de reparto, tan utilizadas en estos tiempos de pandemia.

“Hemos detectado un modo de operar donde personas piden productos de comida rápida u otros de reparto a domicilio”, señaló el coronel Juan Francisco González, jefe del OS9, al diario El Mercurio.

El uniformado detalla que hay una denuncia “que se está investigando, donde hay una persona que es contactada para llevar un producto a una casa y toma contacto con quien pidió, que era menor de edad, y este sujeto le envía imágenes de contenido sexual de partes de su cuerpo, donde se comienza a generar una comunicación entre ambos, lo que podría generar llamadas extorsivas, amenazas o comunicaciones no deseadas”.

En las indagatorias se estableció que el victimario trabajaba en aplicaciones de delivery y guardaba teléfonos de menores, para luego enviar contenido sexual a través de WhatsApp. No descartan que pueda haber más víctimas.

En Carabineros, consigna el matutino, han detectado que muchos jóvenes y menores de edad hacen uso de estas aplicaciones de despacho, por lo que llaman a que los padres sean conscientes de que sin saberlo pueden estar compartiendo mucha información privada sensible, como el número de teléfono y la dirección.

“Puede existir de parte de quienes hacen estos repartos un mal uso de estos datos o vulneraciones, como las detectadas”, afirma González.

Desde el OS9 detallan tres contextos en que esto se puede dar: cuando el menor realiza pedidos sin supervisión de un adulto, cuando el adulto le pide al menor que haga el pedido o cuando el adulto usa el celular del niño o niña para solicitar un envío.

En ese sentido, como medida de prevención, recalcan que siempre los pedidos sean realizados por un adulto directamente en su propio celular o mantengan conocimiento de las aplicaciones usadas por sus hijos.

Estos antecedentes recuerdan un hecho similar, dado a conocer el año pasado por BioBioChile, cuando un repartidor intentó acosar a un niño de 13 años que había recibido un pedido.

Fuente : BioBioChile