La construcción de este recinto en la comuna de Puente Alto, beneficiará a más de 1,5 millones de personas en el sector suroriente de la capital.

La tarde de este lunes, la Comisión de Evaluación Ambiental de la Región Metropolitana aprobó la construcción del nuevo Hospital Sótero del Río en la comuna de Puente Alto y que beneficiará a más de 1,5 millones de personas.

El proyecto – que abrió su licitación en 2017 – contempla la construcción de un nuevo establecimiento que reemplace al actual recinto en un terreno de 30 hectáreas y con una superficie de 213.803 metros cuadrados. Tendrá un costo de US$ 420 millones.

La obra, a cargo de la empresa española Sacyr, albergará un edificio principal en forma de placa con tres niveles y tres módulos, además de dos subterráneos donde habrá un cuarto modulo. Asimismo contará con un total de 710 camas, 39 pabellones, y especialidades como cardiología, neurocirugía, traumatología, entre otras.

Luego de la aprobación el intendente Felipe Guevara, que preside la instancia, manifestó que “sin duda es una gran noticia para la región y para los habitantes del sector suroriente de la capital, ya que el nuevo recinto será de alta complejidad y entregará atención hospitalaria y ambulatoria, beneficiando a cerca de 1,5 millones de personas de la Provincia Cordillera, específicamente de las comunas de La Florida, Puente Alto, Pirque y San José de Maipo”.

El Seremi de Medio Ambiente, Diego Riveaux, señaló, en tanto, que “queremos destacar el proceso impecable de evaluación de este proyecto donde se respetó la institucionalidad ambiental, pero por sobre todo manifestar que estamos muy contentos de dotar a la zona sur de Santiago de esta infraestructura hospitalaria, que junto con satisfacer una necesidad sanitaria permitirá entregar hasta 2500 puestos de trabajo durante su fase de construcción”.

Por su parte, la directora regional del SEA, Andelka Vrsalovi, explicó que “la Declaración de Impacto Ambiental “Nuevo Complejo Asistencial Dr. Sótero del Río”, fue aprobado por unanimidad por la Comisión de Evaluación Ambiental de la Región Metropolitana, luego que ingresará al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA), en noviembre de 2019, y cumpliera con lo exigido por la normativa ambiental vigente”.

Fuente : La Tercera