El ministro de OO.PP., Alfredo Moreno, entregó un balance de la cantidad de agua caída en los últimos tres meses y señaló que si bien, el promedio es «significativamente mejor al 2019», sigue muy por debajo de los niveles históricos.

SANTIAGO.- En el marco de la sequía que afecta a gran parte del país, durante la jornada de ayer, el ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno, entregó un balance sobre la cantidad de agua caída en los meses invernales, advirtiendo que el déficit persiste y que incluso se prevé una primavera «más seca de lo normal». «Ayer concluimos el tercer mes que representa el grueso de las precipitaciones que se registran cada año en el país y pese a que hemos tenido un año significativamente mejor al 2019 – el año más seco del que se tenga registro- el escenario indica que en todas las regiones desde Atacama a Maule el promedio de precipitaciones de este 2020 sigue muy por debajo de los niveles históricos», señaló el secretario de Estado. En detalle, según los datos proporcionados por la cartera, en el caso de la Región Metropolitana hay acumulados 188 mm en lo que va del año, muy por encima de los 66 mm que cayeron en 2019, sin embargo, la cifra es muy menor al promedio histórico de 292 mm.

En la zona, si bien junio y julio fueron meses muy lluviosos, agosto volvió a ser extremadamente seco, registrando solo 6.8 mm caídos. En tanto, en regiones la situación es similar. Atacama acumuló 17 mm, versus el histórico de 41; Coquimbo registró 70 mm en este período, mientras que el histórico es de 99 mm; Valparaíso acumuló 138 mm versus los 209 históricos; O’Higgins 431 mm; y el Maule 496 mm. «En todas las regiones estamos muy por debajo de lo que es un año normal, la única excepción es la Región del Maule, donde estamos cerca, pero por abajo de lo que es un año normal», sostuvo Moreno. Ahora bien, respecto a la acumulación de nieve, la autoridad manifestó que en general hay una acumulación superior a la de la temporada anterior a lo largo del país. Entre Coquimbo y la Región Metropolitana la acumulación está bajo los promedios históricos, sin embargo, desde la cuenca de Rapel hacia el sur la acumulación alcanza niveles cercanos o incluso superiores al promedio histórico. «Esto es una muy buena noticia para esta parte del país, esta es la reserva de agua que tenemos para la primavera y el verano», sostuvo. Finalmente, respecto a los pronósticos, el ministro indicó que estos anticipan que «lamentablemente» podríamos tener una primavera más seca de lo normal en gran parte del país. «Los pronósticos meteorológicos indican que, hasta donde uno puede prever, vamos a continuar con pocas lluvias. Hay incluso algunos pronósticos que indican que podría entrar el fenómeno de La Niña. Esto podría profundizar la sequía. Tenemos que seguir siendo muy cuidadosos en el uso del agua», enfatizó.

Fuente: Emol