Según la ley chilena, los únicos territorios que no cambiarán su uso horario son Magallanes y la Antártida.